Posted by : GuisBell miércoles, 16 de marzo de 2016

THE BRAT
AUTORA: LYNSAY SANDS


SINOPSIS:

Se dice de mí....
Dicen que soy insoportable, mimada, sobreprotegida, obstinada, malcriada, insolente, maleducada, escandalosa, gritona, temperamental, intolerable, supersticiosa... etc. Pero si van a ser mis amigos, “Caprichosa” es el nombre por el que me conocen en la corte del rey.
Todos los caballeros de los alrededores ya habían oído hablar sobre Lady Murie, la ahijada y protegida del rey. Decían que ella era bonita, poseedora de luminosos ojos azules, cabellos dorados y la más dulce de las sonrisas. Decían también que poseía el hábito de levantar la voz (Gritar) y hacer escándalos (Caprichos o histeria) cuando no le cumplían su voluntad (Antojos o caprichos).

Un hombre en apuros...
Aun necesitando urgentemente una esposa, Balan tenía una única certeza: Murie sería la última mujer que escogería para casarse...
Pero... como la necesidad es hereje...
Pero... como las apariencias engañan...
Pero... como cada uno sabe dónde le aprieta el zapato...

Balan se armó de coraje y desposó a la malcriada y caprichosa sobrina del rey.

¿Dos hombres a falta de uno?
Pero Balan no era el único. Había otro pretendiente disputándole el amor de Murie. Y en breve llegaría un momento crucial, en que sería revelado cuál de los dos caballeros era digno de conquistar el corazón puro de aquella dama tan especial.

Como verán, lectores, a pesar de todo lo que se dice de Murie, ella es una chica de buenos valores y una digna heroína de novela.
Lo único que podría ser criticable de su carácter es que ella es un tanto supersticiosa...
Al más puro estilo de Lynsay Sands, te sentirás cautivado(a) por los personajes de este libro y te sumergirás en una historia atrapante desde el primer párrafo.

FRAGMENTO DEL LIBRO:

—Lady Murie —Balan la saludó.

—Necesito hablarte, mi Lord.

—Muy bien. ¿Qué pasa?

—Yo... eh... yo...
Entre tomar una resolución y ponerla en práctica hay una gran distancia que no puede ser medida por las agujas de un reloj.
Murie sintió su rostro enrojecerse y el coraje para exponer la situación se desvaneció con la brisa.
Sin contar que estaban rodeados por personas con oídos muy atentos y lenguas más que rápidas. Balan notó la aflicción de ella y la tomó por el brazo, conduciéndola hasta el jardín en busca de un poco más de privacidad.
El día no estaba muy invitante para una larga caminata. Una garúa fina cubría los caminos de piedra y la tierra. Pero el castillo contaba con recovecos cubiertos donde podría hallarse un poco de privacidad.
Murie caminaba con dificultad, buscando evitar que sus zapatos se manchasen con los charcos de barro. Una vez más, anticipándose y muy gentilmente, Balan la alzó en sus brazos y la sentó en un muro bajo y cubierta que encontró. De esa forma, ambos quedaron a la misma altura, mirándose a los ojos. Intercambiaron miradas intensas, en una tentativa de desnudar sus pensamientos, deseos y anhelos.

—Entonces, mi Lady, ¿Qué deseas decirme? —Balan fue el primero en romper el silencio.
¡Oh, Dios! Qué situación difícil. ¿Dónde estaban el coraje y la impetuosidad que caracterizaban a la “Caprichosa”? ¿Cómo iniciar una conversación tan íntima? La angustia se fue intensificando y en vez de hablar, Murie se limitó  a morderse el labio, temiendo desmayarse antes de resolver la cuestión.

—Habla, mi Lady. —él insistió.

—Es que el rey. —Murie balbuceó.

— ¿Qué pasa con el rey?

—Es una cosa... muy desagradable. Yo no quería que eso sucediese. Sólo quería saber cuáles son las reglas de la superstición de Santa Inés, nada más. Lo juro. Pero el rey...tomó mi duda... por... un hecho consumado y ahora va a ... tomar las medidas para llevar a cabo... una ceremonia... de la cual no estoy segura si quiero participar... —de repente las palabras salieron todas de una vez, con frases casi sin sentido. —Estoy muy avergonzada. No sé qué hacer para impedirlo. ¡Oh, mi Dios! Yo sólo...
Ahora Murie temblaba sin parar, sintiendo las lágrimas amenazando con surgir. Pero no tuvo tiempo de decir nada más porque, para su sorpresa, Balan cubrió su boca con un beso suave y reconfortante.

— ¿Estás más tranquila? Ahora vamos a comenzar todo nuevamente.
Murie todavía estaba boquiabierta, sintiéndose, de hecho, más tranquila para iniciar el relato.

— Yo tenía intención de contarte todo antes de ir a hablar con mi padrino más...
Nuevamente Balan la interrumpió con un beso, esta vez más profundo y sensual. Y su lengua atrevida invadió su boca, tomándola de sorpresa. Aún insegura, Murie se dejó besar y respondió con ganas. Fue entonces que tuvo la certeza que la misma pasión que la había dejado tan extasiada durante el sueño era la que invadía su cuerpo en ese instante. Y con la misma rapidez con que Balan la besó, él terminó el acto, mirándola.
— ¿Creo que ahora conseguí calmarte, no? — él le dijo bajito al oído. —Quizás ahora puedas contarme todo sin ponerte tan ansiosa.

—Pero yo no estoy ansiosa.

—Fue lo que me pareció. En la guerra, cuando los soldados entran en pánico, solemos darle una bofetada en la cara para hacerlos entrar en razón. Pero en tu caso, creí que un beso sería mucho más eficaz — él le dijo con una sonrisa pícara.

—Gracias por la consideración —Murie entonces no sólo había recuperado la calma sino también la sensualidad. —Además, si quieres continuar con ese tipo de tratamiento es probable que no precise decir nada más, pues va a estar todo implícito.
Balan se rió y se inclinó para besarla en la mejilla, para después deslizar su boca húmeda y caliente hasta el lóbulo de su oreja, mordisqueándolo levemente.

— ¿Eso ayuda? —Balan preguntó.

—Mucho.

—Entonces, habla —él insistió, continuando sus caricias en la espalda de ella.

—Bien, yo le dije al rey que había soñado con vos y... ah... oh... hum...

— ¿Cómo?

— ¿Te molestaría casarte conmigo? —Murie soltó la pregunta abruptamente.
COMENTARIO:

Las historias de Lynsay Sands son tan divertidas como románticas.
Murie tan supersticiosa y Balan tan pobre, dos personas que apenas se han conocido, bien ellos nos demostraran, que las diferencias no impiden que lleguen a amarse y formar una familia.
No se pierdan a Murie apoda “Caprichosa” se van a divertir.
GuisBell.

Leave a Reply

|

COMPARTE

SEGUIDORES

HOLA

Bienvenido al Mundo de GuisBell, aquí podrás encontrar sinopsis, frases, comentarios y fragmentos de los libros que estoyleyendo así como un poco de algunos doramas, animes y películas, aunque ame más leer y es a lo que le dedico más tiempo.

Mi autora favorita es Lynsay Sands, ella abrió un mundo nuevo en mi vida, me lleno de felicidad con cada uno de sus libros, me hizo reír, llorar, enojar, amar... y mucho más, claro que los que amamos leer conocemos esos sentimientos que produce el leer.

Si amas a los libros, doramas, animes o películas igual que yo, pues este espacio es nuestro punto de encuentro, no dudes preguntar por cualquier duda que tengas sobre el blog.

Espero que te unas al blog y comentes mis publicaciones,

GuisBell.

LIBROS

2017 Reading Challenge

GuisBell has read 1 book toward her goal of 400 books.
hide

MI MÚSICA

ENTRADA DESTACADA

VISITAS


HORA

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © EL MUNDO DE GUISBELL -Scribd- En Goodreads -Creada por GuisBell